LOS TRILLIS DE LOLA Y EL CARACOL VERDE

Tiene gracia pero ésta es la segunda vez que hablo de una Primera Comunión de trillizos en este blog.

La primera vez que lo hice os enseñé algunas de las fotos de la comunión de trillizos de Dara, Lucas, Diego y Mauro, que fue fantástica. Echad un vistazo en el enlace anterior pues seguro que os gusta y encontráis buenas ideas.

Hoy os hablo de otra comunión de trillizos y, aunque a ellos no les vais a ver, el post os va a gustar igualmente pues os voy a enseñar todas las maravillas que LOLA Y EL CARACOL VERDE preparó para ellos y sus invitados. De LOLA Y EL CARACOL VERDE también os he hablado anteriormente pues todo lo que hace Amelia es una maravilla y es un lujo tenerla por aquí.

Para Flavia, Sete y Mitri, Amelia preparó diversos productos. El diseño que se escogió para todos ellos fue el modelo Carlota pero ser versionó con un dibujo de Burno, el perro teckel de los trillizos y que fue regalo de sus padres por la Primera Comunión.

Los invitados recibieron invitaciones con sobre a juego y con Bruno como protagonista.

En los sobres se incluyó un plano -mirad como es de ideal- de la finca familiar en la que se celebró la comunión. ¡A mí también me gustaría recibir una invitación así!

Los recordatorios se hicieron en forma de tríptico que, junto con la cuerda y la etiqueta, no pueden quedar más elegantes.

También se hicieron marcapáginas en los que la parte trasera se diseñó a juego con el resto de la papelería…

Se prepararon tres libros de firmas, que en este caso se convirtieron en libros con fotos de los niños desde que eran pequeños y dedicatorias de sus familiares más cercanos lo que me parece un regalazo.

También se prepararon libros para la iglesia, etiquetas, pegatinas…

Por último, se preparó el empaquetado de los regalos de los invitados con el nombre de cada uno. En cada paquete se puso una etiqueta con el diseño de hojas y el agradecimiento por asistir a la comunión. Encima, y en pequeño, una etiqueta kraft con el nombre de cada invitado. ¡A ver qué os parece!

Todo una preciosidad, ¿verdad? Si la papelería fue así, no quiero ni imaginarme que preciosa debió ser la Comunión de los Trillizos.

Gracias Amelia por hacer un trabajo tan exquisito y compartirlo con nosotros.

A los demás, no dejéis de visitar la web de Amelia,  LOLA Y EL CARACOL VERDE, y mil gracias por estar por aquí y nos vemos en el próximo post.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad