LOS VESTIDOS DE MARTA Y LUCÍA

¿No os pasa a veces que veis un vestido que os encanta pero es de una tienda que está a mil kilómetros de distancia y no te atreves a pedirlo online por si no te gusta tanto como en la foto, no te queda bien, etc.? Pues de eso os hablo hoy.

Mañana empieza la “feria” de primeras comuniones que organizo y hoy os quiero hablar de MARTA&LUCIA, una de las tiendas que vais a poder encontrar allí. La verdad es que estoy muy contenta de que se hayan animado a venir pues son las únicas que actualmente tienen en Madrid los vestidos de DELADOSALADOCE, la marca gallega de la que ya os he hablado en alguna ocasión y que, desde que la conozco hace ya varios años, me encanta.

Como hace no demasiado os enseñé aquí una parte de la colección de DELADOSALADOCE he intentado hacerme con nuevas fotos  de ANTONIO GUTIÉRREZ FOTOGRAFÍA. De todas formas, si repito alguna no pasa nada pues son tan bonitas que no importa verlas dos veces.

En MARTA&LUCIA -tanto si venís a COMPRITAS COMUNIONES este fin de semana como si visitáis su tienda de Majadahonda o su tienda online- seguro que encontráis el vestido que se adapta a vuestras niñas: tienen distintos diseños y distintos tejidos: tules bordados o no, plumetis, etc.

Nos ofrecen la posibilidad de elegir el color del forro del vestido o el fajín para hacer el vestido más especial…

Por supuesto también podéis encontrar el tocado que se ajuste al vestido y, sobre todo, a la niña algo que, no siempre se tiene en cuenta:

Os voy a dejar muchas más fotos pero retomando lo que os decía al  principio: si vivís en Madrid y os gustan los vestidos de DELADOSALADOCE ahora los podéis encontrar en MARTA&LUCIA y solo este fin de semana en el HOTEL PUERTA AMÉRICA. Empezamos el viernes a las 17.00 hrs. y terminamos el domingo a las 14.00 hrs.

Todo esto y mucho más -sobre todo zapatos- es lo que podéis encontrar en MARTA&LUCIA.

¿Nos vemos este fin de semana?

GuardarGuardar

3 Comments

  • MARTA Y LUCÍA, UNA EXPERIENCIA PARA OLVIDAR
    La ilusión que teníamos todos por el vestido de Comunion de mi hija se vio empañada desde que elegimos comprar en esta tienda.Una vez elegido el vestido tardaron muchisimo en llamarnos para la primera prueba.Yo, como madre de la niña, empezaba ya a preocuparme, pues faltaban 20 dias y ni una sola llamada.Siempre tuve que llamar yo a la tienda y su respuesta fue que el vestido no había llegado todavía. Ya con 15 días a fecha de la Comunión,mis nervios comenzaron a ser más que evidentes (y si me está leyendo cualquier madre que esté preparando una Comunion podrá entenderme), y en vistas de que no me llamaban, decidí llamar yo.Que casualidad, ese mismo día lo habian recibido…Logre pasarme con la niña a probarlo y cuál fue mi sorpresa que el vestido era 2 tallas mas grande, larguisimo, con las mangas anchisimas y el cuerpo enorme.Y eso que tomaron medidas de la niña el primer dia!La respuesta a este hecho no fue ninguna por parte de la dueña del negocio, Marta, y ni siquiera sé todavía el por qué pero el vestido era 2 tallas más grande.

    Como había entregado ya mi señal, decidí arreglarlo, claro (de saber el desenlace, jamás hubiese seguido).
    Pues bien, la dueña coge el largo , estrecha las mangas y cuerpo del vestido y me cita en 4 dias.Yo, atacada de los nervios le repito a la dueña que faltan 10 días para la Comunión !!! y ella me dice que no me preocupe, que ha sido un error y que vuelva en 4 días a por el vestido.
    Tengo que retrasar el fotógrafo, pues mi hija, al no tener todavía el vestido, no puede realizarse las fotos del recordatorio.
    Eso genera en mí un estado de nervios indescriptible, mas profundo cuando a una hora del día tan señalado en que nos darian el vestido me llaman de la tienda para retrasarlo para el día siguiente.Yo, les pregunto qué pasa, y me dicen que nada, solo que la modista se ha retrasado…
    Mi paciencia se va agotando pero acudo a la nueva cita, un día más tarde , y TENGO QUE ESPERAR UNA HORA PORQUE MI VESTIDO NO HA LLEGADO TODAVIA.Despues de una hora esperando y haciendo tiempo en el parque más cercano a que llegase el vestido, ME ENCUENTRO CON QUE EL VESTIDO ESTÁ SIN ARREGLAR.Por cierto, la dueña trae ella misma el vestido y se lo da a una dependienta y ella se marcha.Muy fuerte…
    Ya muy enfadada le digo a Noelia, la dependienta, si esto es una tomadura de pelo y exijo una explicacion, a lo cual se me contesta que HA HABIDO UN ERROR Y LA MODISTA SE HA EQUIVOCADO Y NO HA ARREGLADO EL VESTIDO. MUY FUERTE.
    O sea, que la propia dueña trae el vestido en sus propias manos y no se da cuenta de que el vestido está sin arreglar…Y se lo da a una dependienta y se marcha… Sin dar la cara …
    Como si de una cámara oculta se tratase y a 6 días de la Comunion de mi hija…Increible! Así que muy enfadada exijo que el vestido se me tenga arreglado al día siguiente si no pondré una hoja de reclamaciones, a lo cual se me contesta QUE LA MODISTA EL SABADO NO TRABAJA..
    Me parece alucinante que siendo ellos los que cometen el error se permitan el lujo de decirme que la modista no trabaja…
    A 6 DIAS DE LA COMUNION DE MI HIJA Y NO TENGO TODAVIA EL VESTIDO…Ni los recordatorios …Es increible pero cierto…
    Así que exijo que el vestido esté perfecto s me da exactamente igual que no trabaje la modista pero el vestido tiene que estar perfecto…Intento tranquilizarme y quedo
    con Marta, la dueña para que el vestido esté listo en 2 días…
    Ya es mi última baza, esperar , pero que mi princesa vaya con su vestido bien arreglado, porque no sabeis, de verdad, la ilusión que ella tenía en su vestido…

    ESPERO 2 DÍAS CON LA ESPERANZA DE QUE EL VESTIDO ESTÉ ARREGLADO, tan solo es un bajo y unas pinzas en el pecho….Tan complicado es???
    Pues bien, llega el día señalado y habia quedado a las 11,00 de la mañana y una llamada de Marta diciendo que me pase sobre las 13,00 ….Le comento que de acuerdo pero espero que el vestido esté arreglado y perfecto…
    Llego a las 13,00 horas y esto ya es la gota que colma el vaso. Tengo que esperarla MEDIA HORA porque no ha llegado mi vestido…La llamo, no me coge el teléfono, espero fuera en la calle, con mis 2 niñas jugando, mi madre y mi marido…
    Mi princesa me dice qué qué pasa mama, que qué ocurre.Me dice.mamá se estan riendo de nosotros…En esto veo que llega Marta, la dueña, andando muy rápido, con el vestido de Comunión en la mano, sin ninguna funda, ni ningún plastico protector, nerviosa, arrastrando el vestido y sin coser, con los alfileres puestos y me dice que la modista no lo ha hecho porque se ha equivocado y ha dejado el bajo por un lado más corto que por otro…
    PARA LLORAR …Le digo que HA JUGADO CON MI TIEMPO Y CON LA ILUSIÓN DE MI HIJA Y QUE SE HA REIDO DE MI .Ella me devuelve el dinero Y YO ME QUEDO SIN VESTIDO A 4 DÍAS DE LA COMUNION DE MI HIJA Y POR SUPUESTO SIN RECORDATORIOS….Todo por su mala gestión, si, por la mala gestión de Marta, la chica venezolana dueña de este negocio,la chica que truncó toda la ilusión en lo mas bonito para una niña el dia de su Comunion,SU VESTIDO.
    Hay que tener poca verguenza para hacer lo que me han hecho, Solo os digo QUE NO COMPREIS EN MARTA Y LUCÍA VESTIDOS DE COMUNION.La modista no tiene ni idea de hacer arreglos, y lo peor es que, la dueña no tiene ninguna gana de solucionar este tema…NO OS FIEIS DE LA APARIENCIA DE LOS VESTIDOS NI DE SU PAGINA WEB, nada que ver con la realidad…La realidad es otra, mala atención, poca seriedad en las citas, falta de previsión y un juego sucio, que al fin y al cabo lo acaban pagando ellas, las princesas de esta historia

  • Hola Silvia he leido tu comentario y me sentido identificada contigo.Yo también estoy teniendo poblemas con el vestido de mi hija.ya le han hecho varios arreglos y fatal aparte las chicas que ay alli no tienen ni idea.Yo tampoco recomiendaria esta Tienda Marta y Lucía se ve que no tienen experiencia los vestidos son bonitos pero no tienen ni idea de hacer arreglos .

  • MARTA Y LUCÍA, UNA EXPERIENCIA PARA OLVIDAR
    La ilusión que teníamos todos por el vestido de Comunion de mi hija se vio empañada desde que elegimos comprar en esta tienda.Una vez elegido el vestido tardaron muchisimo en llamarnos para la primera prueba.Yo, como madre de la niña, empezaba ya a preocuparme, pues faltaban 20 dias y ni una sola llamada.Siempre tuve que llamar yo a la tienda y su respuesta fue que el vestido no había llegado todavía. Ya con 15 días a fecha de la Comunión,mis nervios comenzaron a ser más que evidentes (y si me está leyendo cualquier madre que esté preparando una Comunion podrá entenderme), y en vistas de que no me llamaban, decidí llamar yo.Que casualidad, ese mismo día lo habian recibido…Logre pasarme con la niña a probarlo y cuál fue mi sorpresa que el vestido era 2 tallas mas grande, larguisimo, con las mangas anchisimas y el cuerpo enorme.Y eso que tomaron medidas de la niña el primer dia!La respuesta a este hecho no fue ninguna por parte de la dueña del negocio, Marta, y ni siquiera sé todavía el por qué pero el vestido era 2 tallas más grande.

    Como había entregado ya mi señal, decidí arreglarlo, claro (de saber el desenlace, jamás hubiese seguido).
    Pues bien, la dueña coge el largo , estrecha las mangas y cuerpo del vestido y me cita en 4 dias.Yo, atacada de los nervios le repito a la dueña que faltan 10 días para la Comunión !!! y ella me dice que no me preocupe, que ha sido un error y que vuelva en 4 días a por el vestido.
    Tengo que retrasar el fotógrafo, pues mi hija, al no tener todavía el vestido, no puede realizarse las fotos del recordatorio.
    Eso genera en mí un estado de nervios indescriptible, mas profundo cuando a una hora del día tan señalado en que nos darian el vestido me llaman de la tienda para retrasarlo para el día siguiente.Yo, les pregunto qué pasa, y me dicen que nada, solo que la modista se ha retrasado…
    Mi paciencia se va agotando pero acudo a la nueva cita, un día más tarde , y TENGO QUE ESPERAR UNA HORA PORQUE MI VESTIDO NO HA LLEGADO TODAVIA.Despues de una hora esperando y haciendo tiempo en el parque más cercano a que llegase el vestido, ME ENCUENTRO CON QUE EL VESTIDO ESTÁ SIN ARREGLAR.Por cierto, la dueña trae ella misma el vestido y se lo da a una dependienta y ella se marcha.Muy fuerte…
    Ya muy enfadada le digo a Noelia, la dependienta, si esto es una tomadura de pelo y exijo una explicacion, a lo cual se me contesta que HA HABIDO UN ERROR Y LA MODISTA SE HA EQUIVOCADO Y NO HA ARREGLADO EL VESTIDO. MUY FUERTE.
    O sea, que la propia dueña trae el vestido en sus propias manos y no se da cuenta de que el vestido está sin arreglar…Y se lo da a una dependienta y se marcha… Sin dar la cara …
    Como si de una cámara oculta se tratase y a 6 días de la Comunion de mi hija…Increible! Así que muy enfadada exijo que el vestido se me tenga arreglado al día siguiente si no pondré una hoja de reclamaciones, a lo cual se me contesta QUE LA MODISTA EL SABADO NO TRABAJA..
    Me parece alucinante que siendo ellos los que cometen el error se permitan el lujo de decirme que la modista no trabaja…
    A 6 DIAS DE LA COMUNION DE MI HIJA Y NO TENGO TODAVIA EL VESTIDO…Ni los recordatorios …Es increible pero cierto…
    Así que exijo que el vestido esté perfecto s me da exactamente igual que no trabaje la modista pero el vestido tiene que estar perfecto…Intento tranquilizarme y quedo
    con Marta, la dueña para que el vestido esté listo en 2 días…
    Ya es mi última baza, esperar , pero que mi princesa vaya con su vestido bien arreglado, porque no sabeis, de verdad, la ilusión que ella tenía en su vestido…

    ESPERO 2 DÍAS CON LA ESPERANZA DE QUE EL VESTIDO ESTÉ ARREGLADO, tan solo es un bajo y unas pinzas en el pecho….Tan complicado es???
    Pues bien, llega el día señalado y habia quedado a las 11,00 de la mañana y una llamada de Marta diciendo que me pase sobre las 13,00 ….Le comento que de acuerdo pero espero que el vestido esté arreglado y perfecto…
    Llego a las 13,00 horas y esto ya es la gota que colma el vaso. Tengo que esperarla MEDIA HORA porque no ha llegado mi vestido…La llamo, no me coge el teléfono, espero fuera en la calle, con mis 2 niñas jugando, mi madre y mi marido…
    Mi princesa me dice qué qué pasa mama, que qué ocurre.Me dice.mamá se estan riendo de nosotros…En esto veo que llega Marta, la dueña, andando muy rápido, con el vestido de Comunión en la mano, sin ninguna funda, ni ningún plastico protector, nerviosa, arrastrando el vestido y sin coser, con los alfileres puestos y me dice que la modista no lo ha hecho porque se ha equivocado y ha dejado el bajo por un lado más corto que por otro…
    PARA LLORAR …Le digo que HA JUGADO CON MI TIEMPO Y CON LA ILUSIÓN DE MI HIJA Y QUE SE HA REIDO DE MI .Ella me devuelve el dinero Y YO ME QUEDO SIN VESTIDO A 4 DÍAS DE LA COMUNION DE MI HIJA Y POR SUPUESTO SIN RECORDATORIOS….Todo por su mala gestión, si, por la mala gestión de Marta, la chica venezolana dueña de este negocio,la chica que truncó toda la ilusión en lo mas bonito para una niña el dia de su Comunion,SU VESTIDO.
    Hay que tener poca verguenza para hacer lo que me han hecho, Solo os digo QUE NO COMPREIS EN MARTA Y LUCÍA VESTIDOS DE COMUNION.La modista no tiene ni idea de hacer arreglos, y lo peor es que, la dueña no tiene ninguna gana de solucionar este tema…NO OS FIEIS DE LA APARIENCIA DE LOS VESTIDOS NI DE SU PAGINA WEB, nada que ver con la realidad…La realidad es otra, mala atención, poca seriedad en las citas, falta de previsión y un juego sucio, que al fin y al cabo lo acaban pagando ellas, las princesas de esta historia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad