LAS MOSCOVITAS DE RIALTO

El post de hoy es “para chuparse los dedos” y enseguida lo vais a entender.

En muchas ocasiones os he dado ideas de detalles con los que obsequiar a los invitados que nos han acompañado en nuestra celebración: cuadernos, chuches, joyitas, espejos…

Pues hoy añado una idea más y os aseguro que es de esas que gustan a todo el mundo. Quizás no hayáis oído hablar de ellas pero quienes han probado las MOSCOVITAS DE RIALTO saben que son una auténtica delicatesen y, desde luego, de los dulces más ricos que hay y, os lo aseguro, yo de dulces sé muchísimo.

Si sois de Oviedo, o simplemente habéis ido alguna vez por allí, seguro que conocéis la confitería Rialto en la Calle San Francisco. En ella, y desde 1926, varias generaciones de pasteleros han elaborado de forma totalmente artesanal las Moscovitas que, además de la almendra marcona y el chocolate, tienen un ingrediente secreto –que no os voy a decir porque no lo sé- que las hace tan únicas y tan ricas: una auténtica delicatessen.

Si no sois de Oviedo pero se os está haciendo la boca agua, como a mí, mientras leéis estas líneas no os preocupéis:  Rialto ha abierto un despacho en el barrio Salamanca de Madrid -calle Núñez de Balboa 86-. Y si no os viene bien ni Madrid ni Oviedo, tampoco os preocupéis porque las Moscovitas se distribuyen en numerosos puntos de venta asociados ubicados por toda la geografía española. Y para que no haya excusas: si no estáis en Oviedo o Madrid o si no tenéis un punto de venta cerquita, podéis hacer vuestro pedido a través de la web y en el plazo máximo de una semana tendréis vuestras MOSCOVITAS DE RIALTO en casa.

De verdad que son tan ricas que son un detalle perfecto para regalar a nuestros invitados sea cual sea su edad. Se presentan en distintos packs para que podamos escoger el más adecuado a nuestra celebración y con cualquiera de ellos quedaréis de lujo pues son muy elegantes. En ESTE LINK podéis verlos todos.

Además de las Mocovitas, Rialto también tiene otros dulces exquisitos como carbayones, princesitas, tartas…

Ya os lo dije al principio, ¡un post para “chuparse los dedos”! ¿Verdad?

Muchas gracias por leerme y nos vemos en el próximo post.

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad